Circus Royal

El otro día vino a mi ciudad el maravilloso, el genuino, el estupendísimo Schweizer Circus Royal, y allá que nos fuimos nosotros a deleitarnos con el espectáculo.


La primera en la frente me la llevé a la hora de sacar los tickets. Al buzón nos había llegado un sobre con una invitación (sólo había que pagar un pequeño suplemento si querías mejor asiento) y con unos descuentos de 5 CHF para los niños. Papi había llamado para reservar los sitios. Hacemos cálculos y con la invitación y los descuentos son 65 CHF de puto circo. Todo preparado. Llamo a la guarde para decir que no va el peque que me lo llevo al circo, y nos lanzamos a la diversión mis monstruitos y yo.
Llego a la taquilla y lo primero que me dicen es que la invitación no me sirve, que sólo sirve para la función de AYER MARTES a las 20:00. ESO TE PASA POR NO LEER CRISTINA. Y tenía su lógica oye, para esa función tienen que dar entradas gratis porque en Suiza a esa hora están todos los Kinder durmiendo y la mitad de los adultos también, vamos que, o facilitan las cosas o no va ni perry. 
Resultado de la «operación taquilla«: 84 CHF de circo, ya puede estar chula la cosa….
Una cosa que me llamó mucho la atención fue el pluriempleo de los circenses, que lo mismo están jugándose la vida con un triple salto mortal sin red que dos segundos más tarde sales y están vendiendo palomitas. Y eso está muy bien oye, que lo mismo sirven para un roto que para un descosido.
Y lo que menos me gustó fueron los animales. No me hace gracia ver que un caballo me hace una reverencia cuando veo claramente el trabajo que le cuesta, que no es una posición natural del animal, sino algo forzado. No me hace gracia. Me da pena. 
circus-royal
La mujer de la izquierda justo antes de echarme la bronca por echar fotos
La segunda en la frente me la llevé en el descanso. Mis monstruitos sufrían de un ataque de hambre, yo me había llevado agua y unos croisants, pero los devoraron en seguida. Así que en el descanso, rodeados de algodones de azúcar, palomitas, hot dogs, y demás, me pedían insistentemente que les comprará algo. Tengo que decir que mis hijos tienen la mala suerte de tener una madre roñosa. Y mami no llevaba dinero (y menos después del clave de la taquilla). En mi cabeza resonaban las palabras de papi antes de salir: 
– «¿no te vas a llevar más dinero por si acaso?» 
– «no que me lo gasto» 
Le respondí yo tan ancha. Y de milagro pude pagar los tickets.
Rascando el bolsillo conseguí 4 CHF, ese era todo mi capital, y no era mucho, vivo en Suiza. Le pregunté al acróbata por el precio de las palomitas: 6 CHF. 6 CHF!!!! Bueno, conservemos la calma. Pregunto en otro puesto el precio de unas piruletas enormes, 6 CHF. 6 CHF!!!! Pero esto que coño es??? Tarifa plana o que??? Que mis niños se me van a morir de hambre por tener una madre tacaña!! Y de pronto veo la luz, el tablón de los helados. Y el más barato costaba 4 CHF. Genial!! Lo hemos conseguido!!! Y ahí estaban los pobres tan contentos compartiendo un helado de 4 CHF porque tienen la madre más roñosa del mundo mundial. Angelicos míos!

Eso sí, el espectáculo duró casi 3 horas. Es decir, pretendían que mis monstruitos estuvieran 3 HORAS! sentados y callados. Por muy megachupiguay que fuera el espectáculo eso era muuuy difícil. Monstruitomayor aguantó como un campeón, pero monstruitopequeño al final de la primera parte ya empezaba a mostrar síntomas de «a-mi-me-sacas-ya-de-aquí-que-me-aburro» y durante la segunda parte tuve que dirigir todos mis esfuerzos en intentar que lograra volver a concentrarse en el espectáculo. Objetivo conseguido sólo a medias.
* Para el que quiera saberlo, ya que os hablo en CHF, el cambio el día que escribo el post es:  
            1€ = 1,04632 CHF.

¿Tú has llevado a tus peques al circo alguna vez? ¿Qué tal fue la experiencia?

19 comentarios en “Circus Royal

  1. Marigem Saldelapuro

    Jejejeje, es que lo de los circos daría para 20 post.
    Yo también he ido a unos cuantos cuando los niños eran peques, y pretendía pagar un dinero y al final era otro.
    Lo del pluriempleo siempre me llamó la atención, pasa en todos.
    Con los animales siufro mucho, de hecho si veo que tienen animales no voy, al principio iba pero al ver las cosas decidí no ir.
    De todas formas merece la pena ir con los niños a ver cosas chulas, el recuerdo queda para siempre.
    Y yo soy de las madres roñosas, siempre tengo la misma historia con mi marido, lleva un poco de dinero de más por si surge una eventualidad, y yo- no que me lo gasto(igual que tú) y lo malo es que siempre surgen, ainnnns.
    Me ha encantado la foto del helado,jejeje, que angelitos.

    Me gusta

    Responder
  2. Marta Máster

    Hola. muy bueno lo de que se morían de hambre… la verdad es que los circos siempre son entretenidos a para los niños pequeños pero me dá pena los animales mal nutridos y encerrados y hay ocasiones que hasta huelen mal… ya compruebas que el circo no es de mis espectáculos preferidos…Hace muchos años que no voy pero recuerdo que por mi zona eran muy cutres… Ya veo que tus peques disfrutaron mucho y al final no se murieron de hambre… seguimos en contacto

    Me gusta

    Responder
  3. Erika Martin

    Hola Krika, entiendo perfectamente que tu monstruito pequeño se aburriera, a mi tampoco me gusta el circo. Sufro por los animales y los payasos nunca me hicieron gracia. Bueno, pasasteis una tarde distinta 😉
    Un beso, guapa

    Me gusta

    Responder
  4. Seoane Melliz

    jaja, como me he reído . Sí fui al circo alguna vez , y también me ha pasado igual que a tí con las «invitaciones»que luego tienen letra pequeña como el banco y terminas pagando un dineral por las entradas porque ya que estás allí no quieres romper el plan y que los niños se desilusionen. A pesar de que son muchos y lleva mucho trabajo, es caro el circo y sí ,lo mismo te encuentras el que vende la entrada tirandose por una cuerda,jaja. ¡Preciosos tus niños!. Yo al igual que tú , raciono,ajusto,organizo el presupuesto,¡Nada de roñoza!,jaja ,los míos ya saben que eso de comprar por comprar no me gusta.

    Me gusta

    Responder
  5. sygs, socorro que soy mama

    Yo no la he llevado, además este año me dieron entradas gratis para toooda la familia, pero claro tenia que ser un día y a una hora, por desgracia ese día a esa hora estaba en el trabajo y claro papá-salvaje no se atrevía a llevarla el solito… seguro que lo pasaste genial y ellos también, repetiras?? jajajaja. Un beso!!

    Me gusta

    Responder
  6. Krika Alcaide

    Yo no había ido nunca al circo y no me hacía mucha gracia por lo de los animales, pero al final me convencieron por los niños. Y lo pasamos bien porque todas las demás actuaciones estaban muy chulas, pero se me quedó un mal sabor de boca por los animalitos. Un beso guapa.

    Me gusta

    Responder
  7. Krika Alcaide

    Aquí en Suiza por lo menos tienen muy en cuenta que los animales estén bien tratados (en el circo y en todo) y tenían su espacio y se les veía bien, pero aún así no es algo natural y no me termina de convencer que tengamos que usar a los animales para divertirnos. Gracias por pasarte guapa, un saludo.

    Me gusta

    Responder
  8. Krika Alcaide

    Lo bueno es que no tenían el típico payaso, que a mi tampoco me entusiasman, había un «gracioso» que salía entre actuación y actuación y cambiaban el escenario, y la verdad es que ese sí tenía gracia. O eso o yo estoy muy orgullosa de haberlo entendido y me hacía gracia sólo por eso!! jajajaja. Lo de los animales lo comparto totalmente contigo. Un besito guapa

    Me gusta

    Responder
  9. Krika Alcaide

    Sí lo pasamos bien porque fue una tarde diferente y daba gusto verlos disfrutar, pero no, no voy a repetir, o por lo menos no en circos que tengan animales. Hay otros muchos sitios para divertirse que no sea a costa de los pobres animalitos. Gracias por pasar guapa, un besazo.

    Me gusta

    Responder
  10. Baberos Y Claquetas

    ¡Me encanta el Circo pero sin animales! Por esta zona vienen 2 al año fijos y llevo 5 años pidiéndole a Papidire que me acompañe, conseguí ir a uno que se llamaba «El Circo de los horrores» al parecer era un espectáculo circense con monstuitos míticos del cine de terror, pero chica ni con esas. Cuando Papidire vio que aparecía el Hombre Lobo y se iba directo a sacarle del escenario se fue corriendo y no quiso volver. Este hombre tiene pánico escénico y algún trauma infantil con los acróbatas. Me alegro que disfrutaseis, un besazo.

    Me gusta

    Responder
  11. Krika Alcaide

    jajaja, pobrecillo, con pánico escénico y van a sacarlo precisamente a él! La verdad que pasamos una buena tarde, pero ya te digo que la próxima vez si tiene animales el circo no vuelvo, pobrecillos 😦 Un besazo guapa

    Me gusta

    Responder
  12. Pequeños Pinceles

    A mi me encanta el circo. Eso si no voy a circos que usen animales, no me gusta. Lo que dices me da rabia los sablazon que meten por todo, porque saben lo difícil que es decir no a todo a los niños y que de una manera o otro algo va a caer. En Barcelona me encanta el circo Raluy esta hecho con mucho amor. En Londres los llevamos a uno que la entrada era bastante barata, yo no me lo podía creer porque en Londres todo es carísimo. No pensé que hubiera trampa, ingenua de mí. El espectáculo no estuvo mal, pero sólo diro 45 minutos de números contrarreloj para acabar rápido y empezar la siguiente función. Los niños se lo pasaron bien, pero yo salí un poco desilusionada.

    Me gusta

    Responder

Deja tu comentario y me harás un poquito más feliz ;-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s