Archivo de la etiqueta: amor de madre

Mamá mira

Mamá mira. Mamá mira cómo vuela el Haifisch (sí, un tiburón que vuela, es su tiburón y hace lo que quiere 😉 ). Mamá mira, mira que rápido va. Mamá mira qué fuerte soy. Mamá mira que veloce. Mamá mira como salto. Mamá mira. Mamá mira. Mamá mira…

Mamá mira que fuerte soy

Y así todo el día. Monstruitomayor está en la etapa de mamá mira. Al primer mamá mira lo miro enamorada, como sólo una madre puede mirar a su adorable hijo mayor que le quiere mostrar la mejor de sus hazañas. Al cuarto mamá mira en el espacio temporal de dos minutos ya lo miro con un poco de recelo. Al décimo mamá mira mi mente empieza a hacer cortocircuito. Cuando ya ha dicho mamá mira veinte veces en cinco minutos estoy al borde de la esquizofrenia.

Y así es todo el día. Leí una vez, no recuerdo dónde ni cuando, a alguien que escribía que qué pena le daban las madres que estaban en el parque y estaban todo el rato con el móvil.

Yo me incluyo en esas madres. Pero que no te de pena. ¿Por qué?

Sigue leyendo

Lo mejor de la semana. Del 3 al 9 de agosto.

Sí, lo sé. Parece que todo le mundo está de vacaciones, pero no es así.

Lo mejor de la semana wordpress

Todavía quedan post maravillosos por la red, y aquí estoy yo para leer todo lo que cae en mis manos y hacerte un resumencillo de lo mejor, por si te lo has perdido, así que ahí va 😉

Sigue leyendo

10 señales de que estás criando un niño mimado

Estaba yo el otro día tranquilamente navegando un poquito por internet porque lo que es por el mar lo llevo claro cuando de pronto me topé con este artículo de Baby Center en el que te da 10 señales de que estás criando un niño mimado. Ahí es . Mi tranquilidad al garete.

Podría decir millones de cosas que se me pasaron por la cabeza, pero para que no se haga esto muy largo me voy a limitar a opinar sobre las 10 señales que apuntan:

Sigue leyendo

Diferencia de edad entre hermanos

diferencia-edad-hermanos

Mis hijos se llevan 13 meses y medio. Si hacemos números, teniendo en cuenta que ambos nacieron a término, eso quiere decir que me quedé embarazada de monstruitopequeño cuando monstruitomayor tenía tan sólo 4 meses. ¿Muy pronto? ¿Muy tarde?

Pues hay opiniones para todo. Te cuento la mía.
 

La verdad es que la gente se sorprende cuando les digo que monstruitopequeño también fue buscado, con esa diferencia de edad la mayoría piensa que fue un descuido. Pero no, fue buscado porque queríamos que se llevaran poco tiempo.
¿Acierto? ¿Error? Pues ni una cosa ni la otra, siento decirte que no hay una fórmula mágica para calcular la diferencia de edad ideal, todo tiene su parte positiva y su parte negativa y cada familia tendrá que buscar lo más adecuado a sus circunstancias y preferencias.

Yo creo que la bimaternidad es muy complicada, se lleven poco o se lleven mucho, y se viven momentos de mucha tensión, tal y como te conté en Un día difícil el de ayer, en Al borde de un ataque de nervios o en Desahogo antes de navidad. Pero también se viven momentos preciosos, como en Una mirada o en Marco está aquí.   
Y si volviera a vivir creo que lo volvería a hacer igual, pero sólo te digo eso porque estoy empezando a ver la luz al final del túnel, que si me preguntas hace unos meses posiblemente te hubiera dicho que el milagro es que el segundo esté aquí!!
¿Y tus hijos? ¿cuánto tiempo se llevan? ¿fueron buscados o no?

Plan de parto y partos varios

Me encantan las historias de partos. Con decirte que acabo de ver Ice Age 5 y cuando ha nacido el bebé mamut me he puesto tontorrona!! En serio, era taaaannnn mono!!
Me gustan porque me parecen unas historias muy personales y profundas y porque hay una y mil versiones ante el mismo hecho: un nacimiento.
Los hay que son partos para olvidar, como el de Desvaríos de una madre, que de tan horrible que es nos lo tiene que contar en cinco partes: parte I, parte IIparte III, parte IV y parte V.
Los hay estremecedores, como el de Princesas y princesos, en lo que nos cuenta como un «desahucio de vientre»
Los hay que a pesar de ir todo sobre ruedas son instrumentalizados y sin darle ninguna explicación ni poder de decisión a la mami, como el de Koamamá, que nos lo cuenta en dos partes: parte I y parte II
Los hay emocionantes a pesar de ser cesárea, como el de Princess and Owl stories, que también nos lo cuenta en tres partes: parte I, parte II, parte III.
Y también están los míos, por supuesto, jeje: Aquí os dejo el de Marco (monstruitomayor) y el de Erik (monstruitopequeño)

Bien, y después de leer tanto parto y de vivir dos en primera persona, ¿que he aprendido? Pues algo tan sencillo como que tenemos que informarnos.Y que es muy necesario hacer un plan de parto.

plan-parto

En España está muy generalizado el que los médicos o matrones quieran meter las narices donde no les llaman (he dicho generalizado, también los habrá que apuesten por el parto natural). Y tenemos que saber que si queremos que nos rasuren, si queremos un enema, si queremos oxitocina, si queremos epidural, pues muy bien, cada uno es libre de elegir lo que quiera, pero si no lo queremos NO TIENEN PORQUÉ HACÉRNOSLO. Y eso tenemos que saberlo, porque no todo el mundo lo sabe. Y tenemos que hacérselo saber a la gente que nos vaya a atender en el parto, porque tu parto es tuyo y sí, tienes poder de decisión.

Os dejo un modelo de plan de parto para el que esté interesado, a mi me parece muy completo pero lo podéis hacer a vuestro antojo y poner o quitar lo que queráis.
¿Tú hiciste plan de parto? ¿Conocías la opción?

Apuntando a Estivill

Estivill

2 horas al día. 14 horas a la semana. 60 horas al mes y 730 horas al año. Es decir, 30 días, 1 mes al año es el tiempo que me paso tratando de acostar a monstruitomayor. Y se dice pronto pero eso os puedo asegurar que agota la paciencia de cualquiera.

No me importa dormir con él (es más, me gusta), no me importa que me de patadas o puñetazos durmiendo, no me importa que me despierte a media noche para pedir agua, no me importa tener que espantar todos los monstruos que vienen cada noche. De verdad, no me importa. Es un niño y lo entiendo. Me necesita y yo, como madre suya que soy, voy a estar ahí con él. Lo entiendo.
Pero que cada vez que nos vayamos a la cama esté dos horas dando vueltas en la cama, que ya no sepa lo que hacer porque sabe que como se esté quieto se duerme normal, está reventado ,que cada vez que llegue la hora de ir a dormir se me ponga mal cuerpo sólo de pensarlo…eso no, con eso no puedo.
Cada noche, cuando ya llevo hora y media y lo he intentado todo, hacerme la dormida, dormirme de verdad, intentar explicarle, hablarle un poco más alto de lo que me gustaría, llorar de impotencia mientras él huye de morfeo más deprisa que el viento…cada noche pienso en lo que no me gusta pensar, cada noche aparece por mi mente la palabra prohibida: ESTIVILL. 
Odio a Estivill, estoy profundamente convencida de sus consecuencias negativas, de la crueldad que supone y de lo inmoral que resulta su práctica. Y aún así su nombre viene a mi cabeza.
Afortunadamente nunca he llegado al punto de ponerlo en práctica. Y en cierto modo me tranquiliza saber en el fondo que no podría hacerlo, por muy agotada que esté no sería capaz. Pero el sólo hecho de que se me pase por la cabeza no me gusta nada. Me hace sentir mal.
Supongo que en mi mano está mejorar las cosas. Sé que yo soy la adulta y yo soy la que tiene que enseñar a mi pequeño recursos para que se tranquilice y consiga tardar menos en dormirse. Pero no sé cómo hacerlo. Sé cómo no quiero hacerlo pero no sé cómo quiero (o debo) hacerlo. Estoy bloqueada.

¿Me darías algún truquillo para ayudar a mi monstruito?

Mi lucha interna

No sé qué me pasa últimamente que no parezco yo. Debo tener alguna hormona estropeada pero llevo un tiempo que mis monstruitos no me parecen tan monstruitos. Casi que hasta me dan ganas de dejar de llamarlos monstruitos y todo, los podría llamar mis niños, o los angelitos no me lo creo ni yo! jajajaja

No sé si han cambiado ellos o lo habré hecho yo pero para mi que he sido yo. Que me sorprendo a mi misma mirando a mis angelitos con la baba por los pies estén haciendo lo que estén haciendo. 
¿Qué están chillando? Míralos que monos, ya verás como se hacen cantantes y nos sacan de pobres. ¿Que no quieren ponerse la chaqueta? Claro, normal, si es que no son tontos los angelitos, que -2 grados no es tanto frío…vamos, que ya me los veo incendiando la casa y yo diciendo con voz de tonta «míralos que monos, qué dominio del fuego tan chiquitines ¿eh?»

Creo que debe ser lo de la hormona esa que os digo. Y lo malo de todo esto es que esa maldita hormona debe ser aliada de eso que llaman «instinto maternal». Yo hace tiempo que quiero tener un tercer monstruito (masoca que es una, lo sé), pero cada vez que lo pienso entra en juego la razón y soy consciente que si en estos momentos me quedara embarazada tendría que pegarme un tiro, por lo menos. Y también soy consciente de que tengo que esperarme a que por lo menos vayan al cole para que no me de un patatús diario. 
Y menos mal que, afortunadamente, existe el DIU, porque sino a lo mejor ya hubiera convencido a «la otra parte» para aumentar el número de monstruitos. Aunque quién sabe, cualquier día me lo arranco de cuajo y os doy una sorpresa…

Ventajas del porteo ergonómico

Hace tiempo tengo pendiente un post sobre las ventajas del porteo ergonómico, ya cuando en otro post os hablé de la mochila lo tenía en mente pero entre unas cosas y otras al final se ha ido retrasando.Hasta esta mañana que mis dos monstruitos se han empeñado en portear a sus bebés y me he puesto al tema.
ventajas-porteo-ergonomico
El porteo seguro o ergonómico es una forma de llevar cerquita de ti y de tu corazón a tu hijo, siempre respetando su postura natural, y aportando muchos beneficios tanto a ti como a tu hijo.
No son pocos los que al verte por la calle piensan que «menudo invento». Nada más lejos de la realidad, se ha porteado desde el inicio de los tiempos, lo moderno, el invento de verdad, es el carricoche.

Ventajas para el bebé

Tu hijo  ha estado 9 meses dentro de ti, en un ambiente cálido, tranquilo y seguro. Cuando nace sale a un mundo nuevo que poco a poco querrá ir descubriendo, pero es normal que se sienta solito y quiera estar cerca de su mamá, que es la que le da paz y seguridad. Eso lo consigues con un portabebé.
Al darle esa seguridad  que necesita va a ser un niño más tranquilo.
Regula su temperatura corporal. Estando tan cerquita de mami es más fácil estar calentito.
El porteo ergonómico, como ya he dicho antes, respeta la postura natural del bebé, por lo que previene problemas como la displasia de cadera o la curvatura lumbar.
También podemos prevenir la plagiocefalia postural, una deformación que algunos niños que pasan mucho tiempo en el carricoche o en la cuna pueden sufrir.

Ventajas para los papis

Movilidad. Los carricoches de hoy en día son megachulos y superfáciles-de-plegar-con-una-sola-mano, pero nada te va a dar más libertad que un portabebé con el que llevas las manos completamente libres.
Favorece la lactancia materna. La lactancia materna debe ser a demanda y en el mismo portabebé se puede enganchar a la teta sin ningún problema.
Tranquilidad. Al ser un bebé que llora menos siempre vas a encontrar más paz, ya que el llanto de un bebé es una de las cosas más desagradables que hay.
– Tienes a tu bebé a la vista, que eso siempre es agradable 😉

Cómo portear

Es muy importante que el porteo sea ergonómico. El portabebé que escojas debe cumplir una serie de requisitos para que sea seguro para tu hijo y cómodo para ti.
Posición ranita. Es decir, el bebé debe ir sentado en el portabebé, no colgando, y las rodillas deben quedar más altas que el culete.
Espalda en C. Es la única forma de respetar la fisiología natural del bebé.
Nunca debe ir mirando hacia fuera. Le sobrexcita y además de esa forma no se respeta la espalda en C.
Debe ir a la altura del beso. La altura adecuada es aquella en la que puedes darle un besito a tu bebé pero sigues teniendo visibilidad y movilidad.
Entonces qué, ¿te apuntas al porteo ergonómico?
posicion-correcta-porteo-ergonomico
Imagen sacada de internet

Los primeros días del bebé en casa

Acabas de ser madre, durante el embarazo has leído miles y miles de libros pero aún así, no sabes como con toda la teoría que se agolpa en tu cabeza, te encuentras «rara» con ese bebé tan mono que te han dado en el hospital y que resulta que sí, que es tu hijo.
Tranquila, nos ha pasado a todas. Y para eso estamos, para ayudarnos. Así que ahí van unos consejillos.
1. Olvida todo lo que has leído. Así de claro te lo digo. Hay miles y miles de libros, de corrientes diversas, unas más afines a ti y otras menos, pero al final lo único que consigues es liarte y no saber si tienes que poner el pañal en la teta o la boca en el culo. Así que lo mejor, sin duda, es dejarte guiar por tu instinto, que para eso lo tenemos y nos ha hecho sobrevivir millones y millones de años. Confía en ti.
2. Paciencia. Es lo que más vas a usar estos primeros días con tu chiquitín, y puede que se te gaste, así que cultívala. Te vendrá muy bien.
3. Pon a raya a los familiares. Sé que todo el mundo está deseando ver a ese bollito redondito que has parido, pero tú eres la que acabas de parir y necesitas descansar y sobretodo, asimilar la nueva situación y conoceros. Tú al bebé y el bebé a ti. Si eso lo puedes hacer con el ritmo de visitas diarias, perfecto, pero si no eres capaz (que será lo normal), no dudes en decirlo. Habla con ellos, espacia las visitas y organízalas de alguna manera. La gente lo entenderá.
4. Descansa. El primer mes es el más duro, y tanto tú como tu hijo estáis cogiendo el ritmo, así que si tu hijo se queda durmiendo, sea la hora que sea, aprovecha y duerme tú también. Sé que se te puede hacer raro estar a las 11 de la mañana durmiendo, pero recuerda que luego cuando se despierte no tienes opción. Tendrás que estar al 100% para él. Y no, no somos máquinas, somos humanos, así que descansa. Es el mayor favor que te puedes hacer tanto a tí como a tu hijo.
5. Recuerda que no estás sola. Sois dos, porque ese bebé tiene un padre. Seguro que él tampoco se quiere perder ni un minuto del crecimiento de su bebé y compartís responsabilidades, pero si sientes que necesitas más, no dudes en pedirlo. A veces ellos no pueden entender todo lo que se nos pasa por la cabeza (o por el corazón) con toda esa revolución de hormonas que tenemos recorriendo nuestro cuerpo. Habla con él. Os hará sentiros mejor.
consejos-bebe
6. Y por último y sobretodo disfruta. Disfruta de la etapa de bebé porque se pasa volando!!

Kita vs madre

Cinco minutos. Cinco minutos he tardado en convencer a Monstruitomayor de que era muuucho más guay pasar la tarde con mami que con su hermano en la Kita.
Resulta que el viernes pasado tuve la enorme suerte de que se quedaran los dos juntitos en la guarde y yo pude disfrutar otra vez de cinco horitas de experiencia religiosa (limpiando sí, pero más feliz que una perdiz sola con mi música a toda pastilla).
El caso es que se ve que como a lo bueno se acostumbra uno pronto pues hoy, cuando hemos ido a llevar a Monstruitopequeño a la Kita el mayor, evidentemente, se quería quedar también. Y de verdad, que yo, si por mi fuera, los llevaba a los dos todas toditas las tardes, pero como el que tiene la última palabra es mi bolsillo (y ya os he comentado en alguna ocasión de lo prohibitivos que son aquí los precios de la guarde) me tengo que joder conformar con unos diítas a la semana nada más.
Bueno, pues me lo he tenido que llevar a rastras y llorando porque no había forma de sacarlo de allí.
Una puede pensar que qué bien, que tengo que estar contenta porque mis hijos han salido independientes y sabrán valerse por si mismos el día de mañana y bla bla bla. Sí, muy bien, pero…¿¿y mi amor propio dónde queda?? El que tus hijos prefieran pasar la tarde con una desconocida haciendo nosequé en vez de con su amorosa madre haciendo manualidades, un bizcochito o simplemente tumbaditos los dos en el sofá con una suave mantita ¿qué? ¿¿Eso dónde queda?? Snif snif.
Claro, luego vamos a recogerlo y me enseña la casita que ha estado pintando toda la tarde y normal que se quiera quedar el pobre, si lo hubiera sabido yo antes también me hubiera quedado!! Y es que mirad qué chula está! Se lo ha tenido que pasar pipa el tío.
Kita 1-Mami 0
Kita
Imagen tomada de https://www.facebook.com/kita.halle5