Archivo de la etiqueta: príncipe azul

Dos años y sumando

Hoy hace dos años que me casé.
Yo, que siempre había dicho que no me iba a casar. Pues toma ya, con menos de cuatro años de conocer a mi marido y dos monstruitos en nuestras vidas, vamos y nos casamos. Y no os voy a decir que fuera el día más feliz de mi vida porque no lo fue, que esos fueron el día que conocí a mi marido (el que nosotros llamamos el aniversario «de verdad») y el día que conocí a mis hijos, pero eso sí, bien me lo pasé un rato eh?? Vaya que si me lo pasé bien!!!!
A lo mejor el sitio elegido no fue el ideal, porque no lo fue. Tengo muchas quejas de la organización y de cómo salió el convite. Pero eso sólo son quejas técnicas. Porque lo importante. El novio y los invitados, fueron los perfectos. Y eso es con lo que me quiero quedar.
Fue un día muy bonito gracias a la gente que me acompañó. Algunos incluso vinieron desde Málaga y desde Suiza para pasar ese día con nosotros, y eso es de agradecer. Así que desde aquí quiero agradecer a todos y cada uno de los que allí estuvieron que nos acompañaran en nuestro día.
En estos dos años ha habido de todo, un cambio de país, los dos monstruitos creciendo y haciendo cada día más difícil la crianza y la estabilidad psicológica de su madre, ratos buenos, ratos no tan buenos…en resumen, dos años de locura de los que volvería a vivir cada minuto sin ninguna duda. Porque estamos los seis juntitos. Y eso es lo importante.
Hoy es el día de la familia así que…..
FELICIDADES Papi, monstruitomayor, monstruitopequeño, Canelo, Strubeli y, por supuesto, felicidades yo, que no voy a ser menos!!!!

Os dejo unas fotitos del día en cuestión  😉

Lluvia de arroz saliendo del juzgado
Llegando al convite

En la celebración
Tarta cortada

El viernes de cervezas

Todas hemos visto películas de amor. Todas hemos soñado con ese príncipe azul que te escucha atentamente; es más, que te comprende y que dice la frase exacta en el momento preciso. Esa frase que, nada más escucharla, te descubre una realidad que hasta ahora no habías contemplado. Y esa realidad te va a cambiar la vida. Tu chico, tu principe azul, te acaba de cambiar el destino y ahora caminais juntos, cogidos de la mano, por la senda del amor…y luego vas y te casas.
Entonces es cuando descubres que sólo era una película, en realidad te has quedado durmiendo viendo la tele y al despertar ves a tu marido, a tu principe azul, roncando a tu lado en el sofá, con la boca abierta y la babilla cayéndole por la comisura, de escucharte nada de nada, y de hablar…¿de hablar? va! eso son cosas de mujeres!!!!!
Seamos realistas chicas, todas sabemos que la realidad supera la ficción y que nuestro príncipe azul lleva de serie muchas prestaciones que no salen en las pelis. Prestaciones que, si conocieras de antemano, a lo mejor te lo pensabas, no vamos a detallarlas pero la que sí que llevan todos toditos es la prestación «ocultar parte masculina» (en adelante OPM). Yo estoy convencida de que es un mecanismo de supervivencia.
Me explico, tú lo conoces, él activa la prestación OPM resultando encantador y casi irreal, piensas que es mejor que incluso en las pelis, te enamoras hasta las trancas y cuando ya has caido…ale, se les estropea, les caduca o yo no sé que le pasa a la OPM pero ya no funciona. Y ya no hay marcha atrás.
Llegados a ese punto, sólo te queda la opción de hacer el viernes de cervezas. Y lo recomiendo encarecidamente.
El viernes de cervezas es una cita en la que el último viernes de cada mes nos reunimos las chicas, sin príncipes azules y, por supuesto, sin retoños, alrededor de unas birricas. En los viernes de cervezas se puede hablar de todo, pero siempre hay lugar para intentar, entre todas, buscar la solución a la rotura del OPM, y si no la encontramos, pues por lo menos te has pasado un rato divertido y que te quiten lo bailao.
Y el caso es que, en realidad, no sabríamos que hacer sin nuestros principes azules, aunque se hayan desteñío!