Archivo de la etiqueta: compras

Una carta diferente

Llegan los reyes y todo el mundo como loco. De un centro comercial a otro buscando el regalo perfecto. Quemando tarjeta como si no hubiera crisis. Regalos aquí y allí. Comprar, envolver, dar, recibir, pedir…Y entre todo este mundo de locos me encuentro con una carta a los reyes magos escrita por una niña de casi 8 años que tengo que volver a releer. Algo no cuadra. Algo le falta a esta carta y no sé bien lo que es….
carta-reyes-magos
Ya está!!! Ya caigo!!! Esta niña no ha pedido nada para ella!!!! Y tenía que enseñarla claro (con el debido permiso de la madre, of course), porque es algo muy raro.
Vale, es una plantilla, pero aún así da mucho gusto leerla. Todos estamos acostumbrados a ver cartas interminables a los reyes magos donde los niños piden y piden y vuelven a pedir, cual peces bebiendo en el río. Todos hemos visto padres explicándole a esos niños que aunque los reyes sean magos quizás no puedan con toooooodo lo que han pedido. Y una carta dónde una niña no pide nada para ella es, cuanto menos, curiosa.
En los últimos días también todos hemos podido ver el famoso anuncio de Ikea donde los niños prefieren pasar más tiempo con los padres antes que cualquier regalo material. Anuncio sobre el que he leído todo tipo de opiniones, unas más positivas y otras más negativas. Pues personalmente a mi el anuncio de Ikea me ha gustado sí, pero esta carta me ha llegado más, lógico por una parte al ser alguien de mi familia, pero es que es la primera vez que veo a una niña pedir algo para su madre, su padre, su hermano y su abuela, y nada para ella.
Me parece que el anuncio estará respaldado por toda una serie de publicistas maravillosos, pero esta niña está respaldada por una educación impecable, que hace que ni siquiera pida algo material para su madre, lo que pide para su madre es algo tan necesario y tan simple como un trabajo (que mira que que una niña se de cuenta de esto y Rajoy no lo vea todavía…en fin, que me lío). Una educación que más quisiera yo conseguir para mis monstruitos, y me parece que la educación es la base de un futuro mejor, ¿no crees?

En busca del amoniaco perdido

Imagen sacada de internet

El otro día navegando por internet vi un artículo sobre cómo limpiar fácilmente el horno con amoniaco, aquí os lo dejo por si a alguno le interesa. A mi me interesó, porque no tengo la suerte de tener un horno en alto, sino que está a la bajura altura del suelo, y me cuesta un cojón mucho trabajo limpiarlo, por lo que si hay algo que me lo facilita, bienvenido sea.

Como hace poco acabé con las reservas de amoniaco traídas de España pensé, ilusa de mi, pues nada, voy a la tienda y compro amoniaco. JA!
Primero fui a los dos lugares donde habitualmente hago la compra, el Lidl y el Aldi. No hay amoniaco. Bueno, no pasa nada, estos dos establecimientos no siempre tienen de todo, iré al Migros o al Coop y asunto arreglado (son los dos establecimientos más típicos y famosos de Suiza). Y fui. Pero no, tampoco tienen amoniaco.
Ya lo empiezo a ver preocupante. Supongo que el amoniaco estará en ese rincón oscuro y desconocido de Suiza donde deben tener la lejía de lavadora y los recogedores de barrer de palo largo, rincón donde deben hacer unas fiestas de la limpieza que te cagas geniales y que algún día, estoy segura, encontraré.
Puestos en ese punto, lo que hice fue preguntarle a una amiga que lleva aquí 15 años y es muy limpia ella, así que nadie mejor que ella para desvelarme el secreto del amoniaco. Si ella no lo sabía, no lo sabía nadie!
Yo: Oye, ¿dónde puedo comprar amoniaco en Frauenfeld?
Amiga: En la droguería…..
(Bien vale, por fin voy a poder dejar mi horno como los chorros del oro!!)
Amiga:….pero que no te extrañe si no te lo quieren vender.
Yo: Waaaassssss?????!!!!! Y porque no van a querer venderme algo que tienen en un establecimiento. No le veo la lógica ¿¿no??
Amiga: A pues no sé, mucha lógica no tiene, te lo digo porque cuando yo he ido a comprarlo me han preguntado que para que era y cuando les he dicho que para el horno me han preguntado si está muy sucio, que si no me pueden dar otra cosa. No sé, será por lo naturales que son los suizos estos.
Pues será, pero yo lo he flipado. Todavía no he ido a la droguería. Me estoy preparando para la batería de preguntas que me van a hacer. Quiero saber rebatirlas y salir victoriosa de allí con mi amoniaco.
Lo conseguiré. Lo sé!!!!!

Compras que te cambian la vida II

En mi último post ya os hablé aquí de un par de compras esenciales. Hoy vamos a terminar con otros dos artículos imprescindibles:
– La mochila Ergobaby.
Como todos sabéis, y no lo sabéis os lo digo yo, mis hijos se llevan 13 meses y medio, así que en el embarazo del peque me estuve empapando de los pros y los contras de todo tipo de ideas para transportar a mis polluelos, porque cuando nació monstruitopequeño, monstruitomayor todavía no andaba bien.
Que si carricoche doble, que si carricoche simple y transportín, que si pañuelo y carricoche, que si mochila, que si que-aprendan-a-andar-venga-hombre-ya!…en fin, un poco de todo.
Al final creo que menos el carricoche gemelar lo probé todo y, con lo que me quedo sin duda es con el porteo. Yo me decanté por la Ergobaby porque es a la que tenía más acceso, pero cualquier método de porteo es estupendo, lo más importante, como ya os dije en otra ocasión, es que sea ergonómico. SIEMPRE DEBE SER ERGONÓMICO, no me cansaré  de decirlo. Para más información sobre el tema pincha aquí.
A día de hoy, en el que monstruitomayor tiene 3 años y medio, me sigue pidiendo que lo lleve en la mochila y allá que vamos los dos encantados tan juntitos.

– La raqueta anti-insectos.

Imagen sacada de internet

Y esta compra es la última pero no tiene porque ser la peor. De hecho es la caña. Me hace sentir poderosa. AHAHAHAHAHA (risa diabólica).
Los mosquitos y moscas y yo tenemos una relación de amor-odio. Ellos me aman y yo los odio. Así que no nos va bien. Ellos me persiguen y yo los mato.
Siempre he usado el «fli» pero claro, una tiene dos monstruitos y no es plan de vaciar el «fli» en cada mosca que me encuentre. Que yo no escatimo de verdad, pero no es muy saludable ni para los niños ni para los perros, supongo, porque yo misma he estado varias veces a punto de ahogarme (mientras veía al mosquito volar tan campante, ¿seguro que eso mata a los insectos?).
En fin, que yo la raquetita esta la había visto varias veces en las tiendas, los chinos y eso. No me la había comprado antes porque me parecía un poco friky, pero llegó un día que pensé, qué demonios! hablamos de supervivencia ¿no?, qué más da que sea friky o deje de serlo!
Y me la compré.
Y ahí que me veis a mi raqueta en mano a lo Nadal (bueno, a lo Federer, que una vive en Suiza y se mimetiza y eso) persiguiéndolas ahora yo a ellas. Y tiene éxito eh?? No sé si les dará más miedo la raqueta o la cara de sádica que pongo, pero palmarla la palman. Y eso es lo importante.

Y hasta aquí las cuatro compras que me han cambiado la vida. Espero que os hayan sido útiles mis consejos y si probais alguno ya me contareis que tal la experiencia  😉

Compras que te cambian la vida I

Este post lo tengo pendiente desde hace tiempo pero entre unas cosas y otras siempre acabo escribiendo otros, y hoy por fin me he decidido. Tengo que compartir con vosotros las mejores compras de mi vida. Pero no así a la ligera, sino las mejores de verdad de la buena. Y no, no me llevo comisiones de ninguno de los productos de los que os voy a hablar, pero estar atentos porque a lo mejor os la puede cambiar a vosotros también.
– La copa menstrual. 
Imagen sacada de internet
Este producto hay mucha gente que no lo conoce y, en mi humilde opinión, es el descubrimiento del siglo. Esta claro que tener la regla no es guay, y por más que los anuncios de compresas o de tampones se empeñen en convencernos de lo contrario sigo convencida. NO, no es guay. Pero, por lo menos para mi, desde que uso esta copa (hace ya casi dos años y medio) ya no es tan «coñazo». Con deciros que a veces hasta me olvido de que la llevo puesta y todo!
Yo he pasado, supongo que como todo el mundo, por la etapa de las compresas y de los tampones. Las compresas más incómodas no me pueden parecer y los tampones mejoraron mucho mi existencia, pero aún así siguen teniendo muchas desventajas, tales como el dinero que hay que invertir, lo poco ecológicos que son o el riesgo de SST (síndrome del Shock Tóxico), un síndrome muy poco común pero muy grave, y el riesgo, por muy poco que sea, ahí está oye.
Bien, pues la maravillosa copa menstrual soluciona todo eso. Me costó 19,90 € y tiene una duración estimada de 10 años, lo que soluciona a la vez el problema del costo y de la ecología. Está fabricada en una silicona 100% compatible con el cuerpo humano, lo que elimina totalmente el riesgo de SST. La copa es muy fácil de introducir y no absorbe, sólo recoge. Es muy cómoda de llevar, de hecho parece que no llevas nada. Dependiendo del flujo que tengas, puedes estar sin cambiártela hasta 12 horas, por eso muchas veces se me olvida que la llevo. La caña vamos. Os invito a probarla sin duda!
– La aspiradora sin cable.
Imagen sacada de internet
Yo tengo dos perros, muy monos, preciosos, pero que sueltan pelos como unos condenados. No soy de la opinión de que la casa tenga que estar como un palacio de exposición, de hecho eso es totalmente imposible teniendo dos niños, dos perros y no-asistenta-nadie-que-te-ayude. Soy consciente de eso. Pero también existen unas condiciones mínimas de salubridad. Y esas condiciones eran incompatibles con la cantidad de pelos desprendida por mis perros. O, más bien, con la pereza que me daba a mi sacar la aspiradora-trasto-con-cable a diario para recoger esos pelos.
Gracias al cielo la aspiradora-trasto-con-cable se rompió (no tuve nada que ver lo juro, jijiji) y la adquisición de la aspiradora sin cable se convirtió en mi salvación. Yo me decidí por este modelo (Rowenta air force) consultando en internet y comparando muchos modelos y, desde luego, más satisfecha no puedo estar.
La aspiradora descansa tranquilamente en un rincón del salón a la espera de ser usada, por lo que no da pereza pasarla a diario. No lleva bolsa (por lo que me ahorro los recambios) y la limpieza es muy sencilla. Tiene una potencia más que suficiente para aspirar bien y la batería tarda 50 minutos en gastarse, con lo que tienes tiempo de sobra para repasar toda la casa (a no ser que tengas un palacio, pero entonces tendrás asistenta ¿no?). Ah! y el pie con forma triangular es muy práctico para esquinas varias y acceder a los «rincones con encanto» de tu casa.

Y aquí lo voy a dejar por hoy que tampoco es plan de comer tanto el tarro en un sólo día, pero mañana más que todavía me quedan un par de compras que comentaros.

Continuara…