Cómo dejar de fumar I

El pasado 24 de marzo cumplí mi primer año sin fumar. Te conté cómo tomé la decisión de dejar de fumar en «No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy«, y cómo lo llevaba tras una semana sin fumar.

Y ahora ya ha pasado un año, con todos sus 19 días y 500 noches 365 días y sus 364 noches, y eso ya hace que empiece a sentirme orgullosa 😉
Yo empecé a fumar con 14 años, lo típico, la tontería del «pruébalo» dentro del grupo de amigos. Lo probé, y ahí empezó todo. Al principio no fumaba mucho, pero claro está, siempre va en aumento, hasta que llegué a fumar un paquete al día, dicho así no parece mucho ¿no?, pero un paquete son 20 cigarros, ni siquiera estamos 20 horas despiertos al día, hay más cigarros que horas. Sí, es mucho.
Alguna vez a lo largo de todos estos años he pensado en dejarlo, pero sin motivación alguna, solamente por aquello de que fumar es más malo que el baladre (que ya debería ser suficiente motivación por sí sola, pero no). Lo dejaba un par de días, o como máximo un par de semanas, pero siempre volvía, porque realmente, no quería dejar de fumar, me gustaba fumar.
Siempre decía que dejaría de fumar cuando me quedara embarazada, y así fue, 6 meses antes de «encargar» a monstruitomayor dejé de fumar, así, de un día para otro, y no lo recuerdo muy «traumático», TENÍA UNA MOTIVACIÓN. 
Estuve sin fumar todo el embarazo y también el siguiente (ya sabes que entre uno y otro sólo pasaron 4 meses), es decir, un total de 29 meses. SEGUÍA TENIENDO UNA MOTIVACIÓN. Pero cuando nació monstruitopequeño….mi motivación se fue desvaneciendo y empecé a auto-engañarme, que si un cigarro suelto no pasa nada…que si sólo los fines de semana…que yo controlo (JA!)…y ese tipo de cosas que te suelta el diablillo ese que habita en tu hombro izquierdo y se queda tan pancho. Todo mentira, por un cigarro suelto SI PASA, sólo los fines de semana ES FUMAR, y no, NO CONTROLAS, ES UNA ADICCIÓN. Por supuesto volví a mi paquete diario. Siempre he intentado no pasar de ahí, pero lo que quería era quitármelo.
A día de hoy no me apetece fumar, cada día me huele peor el tabaco y me molesta más el humo, cosa que antes nunca me había pasado. Y sobretodo, agradezco infinitamente los días de resaca no tener la sensación de poseer una boca-cenicero. Puaj!

¿Por qué dejé de fumar DEFINITIVAMENTE?

El 25 de diciembre del 2009 perdí a mi padre a la edad de 61 años por cáncer de pulmón y el 18 de enero de este año perdí a mi suegro a la misma edad y por la misma razón. No, no te voy a decir que haya tomado la decisión debido a esto, porque mentiría, de hecho mi padre ya había muerto cuando yo volví a fumar y cuando a mi suegro se lo detectaron en agosto del 2014 yo ya lo había dejado. Pero siempre es algo a tener en cuenta. Sí, el tabaco es malo y sí, te puede tocar a tí. No quiero dejar huérfanos a mis hijos tan jóvenes.
Evidentemente cuando fumas tienes peor forma física, yo siempre he sido muy de bronquitis y de toser, y no me gustaba encontrarme así.
El dinero, si fumar en España es caro aquí lo es más, y, hasta que no me toque la lotería, no soy rica.

¿Quieres saber cómo lo hice?

 

Pues te vas a tener que esperar al siguiente post porque este ya me está quedando muy largo. Si no quieres perdértelo suscríbete al blog para que te lleguen todas las actualizaciones directitas a tu bandeja de entrada. Pues hacerlo introduciendo tu correo a la derecha, justo debajo del recuadrito con mi foto 😉

Nos vemos en el próximo post!!

28 comentarios en “Cómo dejar de fumar I

  1. Ms. E SPeTR

    Lo primero de todo, te doy mi enhorabuena por haber tomado la decisión tú sola de querer dejar de fumar definitivamente. Creo que ahí está la clave del éxito, el que tú quieras hacerlo y no que agentes externos sean los que influyan en tu decisión. Estaremos atentos para leer la segunda parte. Un beso grande!

    Me gusta

    Responder
  2. Baberos Y Claquetas

    ¡Enhorabuena! Yo soy fumadora, no paso de los 4 cigarrillos al día y de liar, pero fumo. Lo he intentado con parches, caramelos, chocolate, flores de bach….y al final consigo llegar a 2 al día pero de ahí no paso. Pienso que una debe estar muy convencida, pero sobretodo preparada psicológicamente para ello. Ya nos vas contando a ver si me animo de nuevo. Un besazo.

    Me gusta

    Responder
  3. Marigem Saldelapuro

    Enhorabuena. Yo perdí a mi padre hace tres meses por el tabaco,pero lo dejé hace 10 años, y así, de pronto, y no me costó gran esfuerzo dejarlo, y eso que fumaba bastante.
    No fumé durante los embarazos, pero luego sí que lo hice hasta queme planté.
    Mi marido lo dejó hace un año con ayuda del cigarrillo electrónico, y lleva unos 4 meses sin ninguna clase de ayuda, y estamos muy contentos. Un besito.

    Me gusta

    Responder
  4. Paula Martos

    Yo fumaba mucho, un paquete al día o más, y lo dejé de golpe justo un año antes de concebir a Mopito. Ya llevo 3 años y pico y el primer año fue el peor (ahora lo llevo bastante bien). Flipo que volvieras después de tanto tiempo!! Qué horribles eran los días de resaca como fumadora!!

    Me gusta

    Responder
  5. sygs, socorro que soy mama

    Enhorabuena!! Yo fume de los 14 a los 21 y un día me levanté y dije que ya no mas, y hata hoy con 33 no he vuelto, ya has pasado lo peor y mejor si le coges asco, dicen que los ex-fumadores somos los que menos toleramos que alguien fume cerca nuestro. Un besazo!!

    Me gusta

    Responder
  6. UnaMadre delSigloXXI

    Yo empecé a fumar a los 15 años. Hace cinco decidí que ya estaba bien. Quería tener hijos (aún tardamos un poco), también ha habido casos de cáncer en mi familia y no me gustaba depender de algo. Mi pareja lo había dejado el año anterior. Me puse una fecha y ese día dejé de fumar de golpe (nada gradual, como hacen muchos). Lo pasé mal las dos primeras semanas, pero después no fue tan duro como pensé que iba a ser. Eso sí, cogí unos kilillos, pero es que la comida me sabía mucho mejor! 😉 No he vuelto a querer fumar y soy de esas horribles exfumadoras intolerantes que no soportan el humo ni el olor del tabaco y me cabreo de verdad cuando veo a gente fumando en los parques infantiles (que, por cierto, está prohibido). ¿No habrá calle que se tienen que ir a los columpios y los areneros a fumar? Si no lo digo, no me quedo a gusto. Besos!

    Me gusta

    Responder
  7. { D a n i }

    Te felicito 🙂
    Es un gran logro.

    Yo fumé desde los 16 a los 19. Al principio fumaba socialmente, cuando me juntaba con amigos, cuando salí a bailar. No me compraba cigarros, sino que fumaba de los que se compraban mis amigos que eran adictos realmente. Pero ya los últimos meses me los compraba (paquetes de 10, y no los fumaba todos en un día).
    Pero empecé a salir con mi actual novio y me dijo que no le gustaba que fumara, así que empecé a fumar menos. Y de repente mi propio cuerpo empezó a rechazarlos. Llegó un momento en que ni siquiera podía terminar de fumar un cigarro, porque mi cuerpo no me dejaba… me generaba como náuseas o algo así.
    Y así dejé. Hoy en día (tengo 26 años), aún tengo esa sensación de ansiedad en la que siento que necesito un cigarro, pero hace un par de veranos decidí responder a ese 'llamado' (rogando no volver a caer en la adicción) y tomé un cigarro… pero mi cuerpo volvió a rechazarlo. Así que, ahora solo espero a que se vaya esa ansiedad, o como algo 😛 porque sé que el cigarro no me lo saca.

    Besos!!

    Me gusta

    Responder
  8. Mi padre es guapo y mi madres es lista (blog para padres y madres que quieren saber lo que piensan sus hijos)

    Enhorabuena por este primer año sin fumar. Sé lo que ha supuesto el sacrificio porque yo también soy ex-fumadora. Y llevo ya más de 13 años sin probar un pitillo. La ansiedad poco a poco se calmará, tú sigue con el temple de no probar y si lo haces, de que tu cuerpo lo rechace, para mantenerte firme. No decaigas. Es un trabajo que dura años, pero merece la pena sin duda.

    Me gusta

    Responder
  9. Una mamá muy feliz

    Hola Krika hacía días que tenía pendiente visitarte y aquí estoy hoy por fín jejejej

    MIra pues a mí me pasó como a tí. Yo dejé de fumar siempre antes de empezar un tratamiento de fiv, pero como los dos primeros a pesar de obtener embarazo salieron mal, comencé de nuevo justo al salir del hospital después de los legrados.

    En el embarazo de UNMF lo dejé igual, antes de empezar el tratamiento y hasta hoy, él ya tiene 3 años, al principio tenía claro que en cuanto dejara la teta volvería a fumar, hoy en día creo que no, no volveré.

    Deseando saber como lo hiciste porque UPMF está en ello, seguro que nos ayudas!!!

    Me gusta

    Responder
  10. Krika Alcaide

    Yo siempre he querido poder hacer lo que tú haces, pero nunca he sido capaz de fumar tan poquito, siempre iba a más, así que si hay que preferí dejarlo. Por lo menos aunque no puedas dejarlo tienes el consuelo de que es muy poquito lo que fumas y no te puede hacer tanto daño como el que fuma un paquete o más. Un beso!

    Me gusta

    Responder
  11. Krika Alcaide

    Yo también lo flipo, es que cada vez que lo pienso no entiendo como fui tan idiota, pero bueno, a lo hecho pecho, lo importante es que ahora no fumo. Lo de las resacas es mortal el cambio, el mejor cambio! Un besín

    Me gusta

    Responder
  12. Krika Alcaide

    A mi eso la otra vez que dejé de fumar no me había pasado, hasta me acercaba si olía a tabaco pero claro, para ver si pillaba algo sería, jajaja. Ahora cada vez lo soporto menos la verdad, es que huele muy mal! Enhorabuena a ti también por ser ex-fumadora 😉

    Me gusta

    Responder
  13. Krika Alcaide

    Uy como me fastidia a mi ir andando por la calle y que el de delante se encienda un cigarro, es que me lo como enterito! Y pensar que antes era yo la que se encendía el cigarro…me alegro que tomaráis la decisión de dejarlo y que lo pudierais llevar a cabo. Un besazo guapa.

    Me gusta

    Responder
  14. Krika Alcaide

    Si te digo la verdad no me cuesta ningún trabajo rechazarlo y, afortunadamente, no tengo ansiedad ninguna, sólo al principio tuve un poco pero nada demasiado estresante, pero bueno, mañana lo cuento todo, jejeje. Enhorabuena a ti también por ser ex-fumadora. Besos!

    Me gusta

    Responder
  15. Krika Alcaide

    Hola UMMF, que alegría verte por aquí! Pues si te lo estás planteando aprovecha y sigue así cuando acabes la lactancia, y si te ves con dudas ya sabes, con no quitarle la teta solucionado, jejeje. Un beso!

    Me gusta

    Responder
  16. Marta Perez

    Enhorabuena, yo tengo eso de fumar bien a lo lejos, era de la que escondía el tabaco de mis padres, y no me gustaba, ni me guista el olor del tabaco. Con lo adictivo que es, imagino que ha sido difícil, pero lo has conseguido!! Bravo por ti.

    Me gusta

    Responder
  17. Señora Jumbo

    ¡¡Felicidades!!
    yo la verdad es que empecé tarde (con 18) y por una tontería.. empecé a trabajar en un pub y te incitaban a fumar..tonta fuí. Me planteé dejarlo muchas veces, lo volví a intentar cuando empezamos a buscar el bebe, lo intenté dejar en el embarazo y nada,no pude. Al final lo dejé sin querer jaja.
    ue al nacer mi hijo, ese día me fumé el último. Toda la familia esperaba que saliese a fumar para quedarse al niño y yo me puse en plan «No sin mi hijo» pero tampoco quería fumar con él delante así que no volví a fumar nunca y de eso ya han pasado 2 años, 7 meses y 27 días jaja.
    ..y lo que me queda! Soy consciente de que el día que pruebe uno solo estoy jodida, así que prefiero no caer en el «cigarrito social».

    Me gusta

    Responder
  18. Pingback: Cómo dejar de fumar II | La maternidad de Krika en Suiza

Deja tu comentario y me harás un poquito más feliz ;-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s