Yo soy una madre alfa

madre-alfa

Creo que me estoy convirtiendo en una madre alfa de esas de las que últimamente se habla tanto. Hace unos días los virus han invadido mi casa (como es el caso de otras miles de casas, por otra parte) y eso ha hecho desarrollar mi ingenio y mi capacidad para gestionar este mi hogar hasta límites insospechados.

Me percaté ayer, el momento clave fue cuando me di cuenta que eran las 11:30 y todavía no me había puesto a hacer la comida (en Suiza la hora de la comida es de 12 a 13). Me voy tranquilamente a la cocina a hacer la comida, nada más lejos de la realidad, lo de tranquilamente es una utopía claro está,  monstruitopequeño me sigue cual zombi en el que es su tercer día de fiebre con un libro bajo el brazo, que quiere que se lo lea dice.

– Pero yo tengo que hacer la comida que papi está a punto de llegar hijo.

Por supuesto él no lo entiende y empieza a subir el tono de lloriqueo (constante todo el día desde que tiene fiebre), y entonces consigo convencerlo para que se siente en la mesa de la cocina con el libro y el vaya pasando las páginas para yo ir comentándole los dibujos.

Y así puedo empezar a cocinar. Pero sólo empezar porque monstruitomayor en seguida se da cuenta de que le estoy leyendo un cuento a su hermano Y A ÉL NO. Valiente osadía por mi parte! Por lo que monstruitomayor trae otro libro  (en italiano por supuesto, porque traerlo en español hubiera sido demasiado fácil para mi) para que le cuente a él el suyo, y por supuesto lo quiere antes de que se lo lea a su hermano.
El tono-lloriqueo de monstruitopequeño empieza a subir y está a punto de estallar la guerra cual Caín y Abel cuando los logro convencer de que les leo a cada uno una pagina cada vez, una vez Marco, una vez Erik.

Y ahí estoy yo, cocinando mis espaguetis carbonara mientras leo una página de Laberinto en español,  seguida de una página de I dinosauri en italiano, echando la cantidad justa de sal y de nuez moscada, parando cada dos por tres al grito desgarrador de monstruitopequeño de «moquitoooossss» (que para algo él es Erik «el dramas»), con su consiguiente lavado de manos después de cada sonada (que estoy cocinando y no es plan de que se me resfríen los espaguetis), pensando en escribir este post, intentando ordenar todas las frases que se me vienen a la cabeza, ejercitando mi memoria para que no se me olviden todas y cada una de ellas y haciendo al mismo tiempo las fotos para ilustrarlo.

Y encima la pasta estaba hecha a su hora y me ha salido riquísima.
Si eso no es ser una madre Alfa que venga dios y lo vea. 
Porque yo soy una madre alfa. Y como dice mi madre (también alfa of course, debe ir en los genes) «eso lo saben hasta los chinos»!

Y tú, ¿eres también madre alfa?

39 comentarios en “Yo soy una madre alfa

  1. Seoane Melliz

    Jaja,lo puedo imaginar porque soy así . ¡Mamá puede con todo!.
    En un ciclo que hice con los niños de inteligencia emocional ,les mandaron a que me pusieran un título como si yo fuera una escultura y ellos me pusieron » Mamá , la súper espiderman de la libertad» ( como la estatua de la libertad) . Los monitores se quedaron impresionados porque los otros niños le ponian a sus padres : el taxista, la telefonista, el videojueguista.
    Por lo menos ,quiere decir que ellos valoran que estoy ahí para todo y eso me enorgullece.

    Me gusta

    Responder
  2. Asturias y mas

    jajajaj esa soy yo pero con los deberes … a una le pongo el ipad para q le hable en inglés (q a mi ya me dicen q lo hago muy mal), mientras a la otra la mando q esté en «silencio» (porque canta a gritos cualq cosa) y le intento explicar alguna letra, en Español, q en inglés se las sabe y no le cabe en la cabeza q tengan nombres distintos y mientras ….. le habré puesto la sal al pollo? O como ayer …. «oy cariño, q ya decía q se me olvidaba algo … hice la cena pero no la comida de mañana …..» ajjajajajajaj
    Yo soy alfa, beta gama y lo q haga falta!!!!!!!

    Me gusta

    Responder
  3. Ana

    Yo a veces tb creo q soy una madre Alfa porque no sé como soy capaz de llegar a todo con el tiempo tan limitado que tengo!

    Pero luego veo a otras madres, Alfa de verdad, que van monísimas de la muerte, peinado de peluquería, manicura perfecta, niños de revista…y me doy cuenta q sólo ha sido una ilusión!

    Pero sigo trabajando en ello. Esta semana, me voy a la pelu (q mis canas, me lo piden a gritos!)

    Me gusta

    Responder
  4. Krika Alcaide

    Ana así entre tú y yo ahora que no nos oye nadie, yo creo que esas madres alfa en realidad no existen, es un mito, porque mira, yo hago lo que puedo pero ya para ir siempre estupendísima de la muerte y tener una casa pinterest no me quedan ni fuerzas ni ganas, que también quiero vivir leñe! jajaja. Gracias por pasar y comentar! Un saludo!!

    Me gusta

    Responder
  5. Mami Reciente Cuenta

    Pues sinceramente, no sé si soy una madre Alfa, beta o gamma, pero creo que voy camino de ello, pues desde que nació la enana me siento que hago 1000 cosas a la vez y las que me quedan.
    Ummmm espaguetis carbonara!!! Que rico!!!!
    Saludos

    Me gusta

    Responder
  6. Lai PV

    jajajajjajaja…si me siento identificada con tu post soy una madre alfa!??? yo que voy saltando entre el trabajo, el emprendimiento, el blog, dos niñas y sus horarios incompatibles de colegio y algun par de cosas mas? Voy a informarme yo sobre las madres alfa! abre la ventana a ver si se van esos virus!

    Me gusta

    Responder
  7. Marta Perez

    Jajaja, yo cuando leí a MalasMadres me dije, mejor no comento, porque si es cierto que la mayor parte del tiempo vamos a matacaballo, muchas otras parecemos super mujeres, hacemos mil cosas a la vez, y bien.

    Me gusta

    Responder
  8. Mamá&nené

    Pues soy SOY jajaja… me encantó, esos momentos como se admira una de sus superpoderes jajaja… Hace algunas semanas me pasó algo similar, que estaba cocinando, el peque jugando en una sillita que estratégicamente llevó a la cocina para jugar con mamá, con la lavadora trabajando y yo, como mientras revoloteaba todo en la olla tenia una mano sin hacer nada, pues a twitear. Así, alentaba y auxiliaba al peque en sus juegos cuando estos se le complicaban, cocina, twiteaba 🙂 y cuando salió la ropa, pues a tenderla para no perder tiempo, el peque siempre ayuda, así que a pasarle los ganchos a mamá siempre en parcitos del mismo color jejeje…
    Esos días son lo máximo!!!

    Me gusta

    Responder

Deja tu comentario y me harás un poquito más feliz ;-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s