Ni rabietas ni conflictos

ni-rabietas-ni-conflictos
Ni rabietas ni conflictos, de Rosa Jové, es el último libro que me he leído y del que os quiero hablar.
Así como cuando me leí Dormir sin lágrimas, de la misma autora, tal y como os conté en el post lecturas veraniegas, me quedé con la sensación de que no me había aportado casi nada (solamente para entender que mi hijo no era un extraterrestre y que lo que le pasa es lo más normal del mundo, para desesperación de millones de padres) Ni rabietas ni conflictos sí que creo que me ha aportado, y mucho.
Primero, para entender porqué actúan los niños como actúan, y segundo, para guiarme un poco acerca de cómo actuar en determinadas situaciones que pueden llegar a ser problemáticas.
El libro está muy bien estructurado, dividiéndose en tres partes:
En la primera parte «Ser niño también es duro» nos ayuda a entender un poquito más a los enanos de la casa, porque muchas veces no nos paramos a mirar las cosas desde su perspectiva y en ocasiones vendría bien hacerlo.
En la segunda parte «Cómo educar sin castigar» te da una serie de pautas a seguir, diviendo los consejos en cuatro tramos de edad: de 0 a 18 meses, de 18 meses a 4 años, de 5 a 7 años y de 8 a 12 años.
En esta parte está el meollo de la cuestión y me ha sido muy útil, yo ya he puesto en práctica mis aprendizajes y puedo decir que, por ahora, han tenido éxito..
Y, por último, en la tercera parte «Poniendo las cosas en su sitio» te habla de del castigo físico (y del no físico), de cómo está considerado cada uno, de su aspecto legal o de los tan famosos límites.
En resumen, me ha encantado y desde luego, si te surgen dudas en la educación de tus hijos, léelo. Es más, dicen que los niños vienen con un pan bajo el brazo, pero yo creo que deberían cambiar el pan por este libro, es lo más parecido al libro de instrucciones de hijos que tan encarecidamente hemos pedido millones y millones de padres a lo largo de los siglos!
Y tú ¿Lo has leído o tienes pensado hacerlo?

40 comentarios en “Ni rabietas ni conflictos

  1. sygs, socorro que soy mama

    Parece que me lees la mente, estaba pensando en buscar algo sobre rabietas, lleva unos dias algo rara y en el cole se porta genial y dicen que hasta que es muy cariñosa, pero conmigo no para de tirarse al suelo a llorar. Voy a por el libro ya mismo espero me ayude, aunque tengo claro que intenta llamar mi atención. Un besazo.

    Me gusta

    Responder
  2. UnaMadre delSigloXXI

    Ya estoy corriendo a la librería para comprármelo. Lo han escrito pensando en mí? Porque yo también necesito cierta orientación en este tema, así que me lo leo seguro. Me leí «Dormir sin lágrimas» y, como tú, me quedé un poco planchada, pero éste parece más apropiado a lo que busco. Muy buena recomendación. Besos!

    Me gusta

    Responder
  3. Baberos Y Claquetas

    Yo me compré unos cuantos de Carlos González estando embarazada, y sí, me gustaron, pero al final aprendí más en una de sus ponencias que no en los libros. Por lo que cuentas ahora mismo me va a venir de perlas el libro de Rosa Jové, Vikingo está mutando de bebé a niño-berrinches, y la verdad es que ando muy perdida, esto es algo que nadie te cuenta antes de ser madre y no quiero convertirme en un ser malhumorado y gritón. Me lo voy a mirar, gracias por la recomendación, un besazo.

    Me gusta

    Responder
  4. Erica

    Hola!! La verdad es que no lo he leído y debería hacerlo, porque estoy inmersa en los terribles dos años, jajaja literalmente!!! Pero bueno, leo todo lo que encuentro en internet, y aunque a veces la teoría es más fácil que la práctica, por lo menos te ayuda a darte cuenta de que no estás sola en esto…
    Bss!!

    Me gusta

    Responder
  5. Asturias y mas

    Lo he leido, hace año y pico, pocos meses después de llegar a #laisla que todo me superó y estaba desesperada y creo que en parte, mi crítica hacía el libro es debida al momento en que lo leí. Yo tenía a marta de perreta en perreta y tiro porque me toca, horribles (a día d hoy sigue llorando gritando o pataleando, pegando y escupiendo pero más espaciado …). Un amigo de estos perfectos q nunca gritan, ni riñen, ni nada y además te hacen a tí sentir como una mierda me lo mandó leer y lo leí porque estaba desesperada ….. dice cosas muy interesantes pero, mi segunda lectura del libro fue que en los ejemplos siempre habla de un niño, no de cuando tienes dos que se sacan muy poco tiempo, no es lo mismo criar a uno solo que a más, simultáneos, gritando, llorando o liándola (ya lo sabes, no??) También me pareció que los ejemplos que ponía eran «simples», yo no necesito como lidiar con las peques para q recojan el salón …. soy «maléfica» y tengo una aspiradora q nada más mentarla tengo un salón más limpio que los chorros del oro ….. yo necesitaba ayuda para una niña histérica todo el día que no es capaz d comunicarse y era un volcan, una niña capaz d pasarse desde las 12 de la mañana hasta las 9 d la noche llorando y gritando hasta quedarse dormida, despertar y seguir, hasta quedarse afónica y no responder ni a madre, ni a abu cariñoso ni a papi recien llegado d trabajar, capaz d tirar cajones y pegar a la hermana he intentar pegar a su mami cuando la intenta «abrazar» ….. Lo único que sentí con el libro fue q los padres lo hacemos mal siempre, somos los culpables de todo y malos malísimos y no creo que sea así siempre!!!!! Tampoco me gusto eso de comparar al niño con adulto cuando dice que si a ti te gustaría q te dejaran llorar (pues si, a mi si, y a marta tb, ahora lo pide…. es así como desahoga su rabia y cuando calma, viene a por los mimos) y luego si te pintan la pared, déjalos pobrecillos son niños ….. en qué quedamos? niños? o no?
    En fin ….. que yo lo arreglé en navidades tomando distancia de mis hijas e intentando abrazar la vida ZEN!!!!!!

    Me gusta

    Responder
  6. Krika Alcaide

    Yo tampoco creo que los padres lo hagamos siempre todo mal, pero sí que comparto con el libro la visión de que casi toda la responsabilidad hacemos recaer en ellos y a veces con un pequeño cambio por nuestra parte se harían las cosas un poquito más fáciles. Lo que está claro es que a ti no te sirvió mucho por lo que cuentas, espero que la situación ahora esté mejor después de haber abrazado la vida Zen! Muchas gracias por el comentario guapa, besazos!

    Me gusta

    Responder

Deja tu comentario y me harás un poquito más feliz ;-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s