Mis hijos también tienen cosas buenas

Pobrecitos, yo aquí siempre metiéndome con ellos y hablando de cómo alteran mis nervios (véase «El lado oscuro de los míos«, por ejemplo) y a veces se me olvida que también tienen cosas buenas. Porque sí, mis hijos también tienen cosas buenas, y muchas.
– Mis hijos son dulces.
– Mis hijos me dan un beso para curarme cuando me hago pupa.
– Mis hijos cuando están más de cinco minutos separados, al reencontrarse se dan un abrazo de película.
– Mis hijos me hacen ser mejor persona (o intentarlo, por lo menos).
Monstruitomayor intenta cuidar de monstruito pequeño (cuando no le está pegando, claro).
– Mis hijos le dan besitos a las plantas.
Monstruitopequeño tiene una sonrisa que enamora.
– Mis hijos son a veces dinosaurios, a veces tigres y a veces dragones, pero eso es porque les gustan mucho    los animales.
– Mis hijos cuando duermen son 100% comestibles.
– A mi hijos les gusta ayudarme a limpiar.
– Mis hijos son inocentes.
– Mis hijos creen que su mami es la mejor.
– Mis hijos son nobles.
– Mis hijos, al nacer, me dieron los dos mejores momentos de mi vida.
– Mis hijos no comen siempre pienso, no se están pegando todo el día, no comen arena nada más que en verano y no siempre gritan…bueno, esto último sí, pero son mis hijos y tienen un grito muy agradable 😉
En resumen, no voy a decir que no sea nadie sin mis hijos porque yo ya era alguien antes de que entraran en mi vida. Lo que sí que puedo decir sin miedo a equivocarme es que desde que, tanto ellos como su padre, entraron en mi vida, la han mejorado increiblemente y desde luego me sería muy difícil estar sin ellos.

21 comentarios en “Mis hijos también tienen cosas buenas

  1. UnaMadredelSigloXXI

    Me ha gustado mucho este post. Me reí mucho con el del lado oscuro, pero éste es precioso. La verdad es que en el balance, tienen muchas más cosas buenas que malas. Lo que pasa es que las malas nos agotan más y son las que contamos con mayor frecuencia. Por eso está muy bien hacer como tú y pararse a valorar las cosas positivas que tienen.

    Me gusta

    Responder
  2. sonia bs

    Ains pero si tus hijos se parecen un montón a Álvaro. El tb me da besos para curarme las pupas, le dan besos a las plantas, le gusta ayudarme a limpiar… Y sobre todo: es comestible cuando duerme, jajajajaja
    Preciosa entrada compañera

    Me gusta

    Responder
  3. Piruleta Infinita

    Te corrijo: Tu nueva tú no existiría sin tus peques 🙂
    Y añado: Mi hija sí que come pienso a diario en cuanto me despisto. Y mi hija sí come arena todo el año: basta con llevarla al parque que me encontrarás toallita en mano y cara de ascazo limpiando lengua de bebé muerto de risa XD
    Un besazo! Precioso post

    Me gusta

    Responder

Deja tu comentario y me harás un poquito más feliz ;-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s