Compras que te cambian la vida II

En mi último post ya os hablé aquí de un par de compras esenciales. Hoy vamos a terminar con otros dos artículos imprescindibles:
– La mochila Ergobaby.
Como todos sabéis, y no lo sabéis os lo digo yo, mis hijos se llevan 13 meses y medio, así que en el embarazo del peque me estuve empapando de los pros y los contras de todo tipo de ideas para transportar a mis polluelos, porque cuando nació monstruitopequeño, monstruitomayor todavía no andaba bien.
Que si carricoche doble, que si carricoche simple y transportín, que si pañuelo y carricoche, que si mochila, que si que-aprendan-a-andar-venga-hombre-ya!…en fin, un poco de todo.
Al final creo que menos el carricoche gemelar lo probé todo y, con lo que me quedo sin duda es con el porteo. Yo me decanté por la Ergobaby porque es a la que tenía más acceso, pero cualquier método de porteo es estupendo, lo más importante, como ya os dije en otra ocasión, es que sea ergonómico. SIEMPRE DEBE SER ERGONÓMICO, no me cansaré  de decirlo. Para más información sobre el tema pincha aquí.
A día de hoy, en el que monstruitomayor tiene 3 años y medio, me sigue pidiendo que lo lleve en la mochila y allá que vamos los dos encantados tan juntitos.

– La raqueta anti-insectos.

Imagen sacada de internet

Y esta compra es la última pero no tiene porque ser la peor. De hecho es la caña. Me hace sentir poderosa. AHAHAHAHAHA (risa diabólica).
Los mosquitos y moscas y yo tenemos una relación de amor-odio. Ellos me aman y yo los odio. Así que no nos va bien. Ellos me persiguen y yo los mato.
Siempre he usado el «fli» pero claro, una tiene dos monstruitos y no es plan de vaciar el «fli» en cada mosca que me encuentre. Que yo no escatimo de verdad, pero no es muy saludable ni para los niños ni para los perros, supongo, porque yo misma he estado varias veces a punto de ahogarme (mientras veía al mosquito volar tan campante, ¿seguro que eso mata a los insectos?).
En fin, que yo la raquetita esta la había visto varias veces en las tiendas, los chinos y eso. No me la había comprado antes porque me parecía un poco friky, pero llegó un día que pensé, qué demonios! hablamos de supervivencia ¿no?, qué más da que sea friky o deje de serlo!
Y me la compré.
Y ahí que me veis a mi raqueta en mano a lo Nadal (bueno, a lo Federer, que una vive en Suiza y se mimetiza y eso) persiguiéndolas ahora yo a ellas. Y tiene éxito eh?? No sé si les dará más miedo la raqueta o la cara de sádica que pongo, pero palmarla la palman. Y eso es lo importante.

Y hasta aquí las cuatro compras que me han cambiado la vida. Espero que os hayan sido útiles mis consejos y si probais alguno ya me contareis que tal la experiencia  😉

10 comentarios en “Compras que te cambian la vida II

  1. Mamá&nené

    No sabía de la existencia de esa raqueta ¡qué curiosa! y sobre la mochila, que bueno que existan de todos los modelos y para todos los gustos, a mi nenito no lo porteé mucho, a ambos no nos llegó a acomodar del todo, a él por lo inquieto y a mí por cesareada y mis constantes dolores de espalda que hasta ahora me acompañan, quizás para el siguiente jejeje… apoyo completamente el porteo y mi respeto a todos los padres en especial a las mamás como tú que llevan a cuestas los 15-18 kilos de bebé. Yo cuando le hago capachún a mi hijo no aguanto más de 5 minutos jejeje. Un beso.

    Me gusta

    Responder
  2. UnaMadredelSigloXXI

    Jajaja… Me siento muy identificada con tu búsqueda de soluciones para transportar a dos niños tan pequeños. Yo hice lo mismo en mi segundo embarazo. En el parque no hacía más que fichar cómo lo resolvían otras mamás para coger ideas. Al final, el mayor en su carrito (o andando, pero siempre hay que llevar el carrito por si se cansa) y el peque en la mochila (compra que también me ha cambiado la vida). Ahora, no sé yo si aguantaré el porteo hasta los 3 años…

    Me gusta

    Responder
  3. Krika Alcaide

    Qué pena que no hayas podido portear más! 16 kilos son los que pesa ya mi monstruitomayor, y se supone que la ergobaby es hasta los 17, así que nos queda poquito, snif snif. Al peque no le termina de gustar, va muy cómodo pero el culo inquieto prefiere ir andando a todos lados. Un beso!

    Me gusta

    Responder
  4. Krika Alcaide

    Es que cuando se llevan tan poquito, como tengas que ir a algún sitio un poco deprisa ya la has liado, ¿cómo te mueves? Pues eso, lo mejor, porteo, ¿hasta cuando? pues hasta que decidais los dos que ya está bien 😉 Un beso!

    Me gusta

    Responder
  5. Mis chic@s y yo

    Yo no tuve ese problema porque se llevan casi 3 años las niñas y 4 de la mediana al peque, pero igualmente tiré de porteo porque a veces es más cómodo sobretodo si vas a sitios con malos accesos para el carrito. La tuya se ve super-comoda. En cuanto a la raqueta yo es que tengo el balcón lleno de citronella y albahaca para los mosquitos y moscas no me entran muchas pero mi abuela tenia una cosa parecida un mata-moscas, aunque tu raqueta es más mona!!!

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Deja tu comentario y me harás un poquito más feliz ;-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s