El control de esfínteres

Hola a todos (si es que alguien me lee!jejeje). Tengo un montón de post pendientes que me gustaría escribir, pero como no encuentro nunca el momento voy a empezar por lo que ahora mismo me toca más de cerca, el apasionante y maravilloso mundo del control de esfínteres 😉

El otro día mi hermano llevó a mi sobri a la revisión de los 2 años, resultado de la visita, el niño está muy sano, percentiles estupendos y, atentos: TIENEN que quitarle el chupete y los pañales. Podría haberle exigido que le tintaran el pelo o que le compraran un jersey fucsia por ejemplo, pero al pediatra se le ocurrió en ese momento el «tema pañal», se ve. Sí, no tiene nada que ver con la labor de un pediatra, pero en España tienen una especie de obsesión de sobrepasar los límites de su profesión y meterse con la crianza, cosa que, en mi humilde opinión, corresponde a los padres. Y no tuvo ni siquiera la delicadeza de preguntarle al padre si veía al niño preparado, simplemente tenía que quitárselos y punto. Porque sí amigos, el control de esfínteres es, entre otras cosas, un logro madurativo, es decir, es muuuucho mejor hacerlo cuando el niño esté preparado. Y aunque en España la «moda» es quitar los pañales a los dos años (porque el colegio empieza a los tres y no te dejan llevar al niño con pañales, básicamente) habrá niños que a esa edad estén preparados, y habrá niños que a esa edad no lo estén, y por lo tanto, lo pasen peor de lo que debieran en el proceso tanto padres como niños.

Y después de este rollo que os he soltado, os cuento un poco mi experiencia personal. Yo también llevé el otro día a la revisión a los dos, uno con dos años y otro con tres, ambos con pañales. Resultado: tras hacerle las pruebas correspondientes, los niños están sanísimos. Y punto pelota. Nadie se metió con si llevaban pañales o no, a lo mejor el hombre tenía su opinión personal del tema, pero como yo no se la pedí, él no me la dió. Y tan contentos.
El lunes Marco me dijo si le quitaba los pañales. Y se los quité. La primera meada fue a parar el sofá, la segunda empezó en el suelo y terminó en el orinal, y a partir de la tercera siempre en el orinal, con la pega de que el muy comodón no se quita los calzoncillos pa mear 😦 (pero por lo menos no tengo que ir con la fregona por toda la casa, jeje). Yo supercontenta por ahorrarme cambiar los pañales de uno por lo menos y él supercontento porque en su corta vida tiene un logro más, con la satisfacción que ello conlleva.

10 comentarios en “El control de esfínteres

  1. Verena OnTheMoon

    Menuda manera de hacer madurar a un niño «obligandole» a hacer algo para aun lo que no está listo. Vaya proceso de madrurar, así lo único que habrá es adultos frustrados consigo mismos porque de pequeños les obligaron a quitar el pañal sin estar listos.
    Vaya pediatras…. Es como esa moda de no dejar engordar a las embarazadas ni un kilo de mas, que parecen maniquis con barriga de embarazada.. otra moda que no entiendo!

    Me gusta

    Responder
  2. Krika

    Sí Verena, a mi la matrona no paraba de decirme que no engordara tanto, pero yo me la pasaba por el forro (siempre dentro de unos límites claro) y comía lo que quería (de cantidad, que luego están todas esas cosicas que no puedes comer)

    Me gusta

    Responder
  3. Earlinde

    Desde luego lo de los dos años es un rollo macabeo. Yo se lo quité a Eduardo a esa edad, porque en la guardería me dijeron que lo veían listo y no veas. Hubiera aguantado casi un año más sin problemas con el pañal y hubiese sido mucho mejor para él y los demás. Ya con Eloisa no volví a cometer el mismo error.

    Me gusta

    Responder
  4. Minuet

    Me encanta lo que acabo de leer, y estoy completamente de acuerdo. (Tanto en lo de engordar las embarazadas como en lo de los pañales). Mi peque tiene 26 meses y ni intención de quitárselos antes de que esté preparado.

    Me gusta

    Responder
  5. Marigem Saldelapuro

    Mira, como madre de hijos mayores puedo hablar, Ni caso!!!!
    Hay niños que verdaderamente están incómodos y lo quieren quitar, pues genial, pero si están bien pues ya lo quitarán.
    Yo se lo quité cuando consideré que estaban preparados, especialmente a la mayor porque el otro, como solo se llevan un año al ver a la hermana ya salió casi solo pero bueno, yo sin prisa. No soporto meter prisa a los niños, cada uno tiene un ritmo y en el futuro no va a ser mejor persona o mejor profesional por quitar el pañal un poco antes. Un besín y perdona por le rollo.

    Me gusta

    Responder
  6. Pingback: Volando voy… | La maternidad de Krika en Suiza

  7. Pingback: Cómo encontrar colegio en Suiza | La maternidad de Krika en Suiza

Deja tu comentario y me harás un poquito más feliz ;-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s