Cómo llegar correctamente a un examen

Como todos sabéis el viernes pasado tuve un examen en Berna, probablemente el penúltimo de la carrera (o eso espero!!). Bien, pues he de decir que el examen no fue lo más duro del día, ya que las preguntas que salieron las tenía bastante claras y sólo tuve que ponerme a escribir, lo más duro de ese día fue llegar al examen, que llegué de milagro y meeeeenos mal que el examinador me dejó entrar, supongo que le di un poco de pena!
Os cuento, el examen era a las 9 de la mañana. Cogí el tren a las 6:13 y llegué a Berna a las 8, puta madre, un par de horitas para repasar en el tren, que siempre viene bien, y como la estación está muy cerca del lugar del examen, pues casi otra horita más allí para terminar de liarme la cabeza.
Pues no, no fue así, el tren muy bien, llegué a la hora prevista a Berna y ahí empezaron los problemas.
Os doy un consejo, cuando vayais a un sitio aseguraos bien de la dirección porque si no todo se hace más complicado. Yo cometí el error de buscar una dirección erronea, la maldita Kirchenfeldstrasse 42, dirección que no olvidaré en mi vida, resulta que allí se hacían hace muchos años los exámenes de la Uned, pero hace muchos años, YA NO.
Os puedo decir que desde que salí del tren estuve una hora de reloj bajo la lluvia buscando la maldita calle, calle que, todo sea dicho, no conocía ni dios porque pregunté a la gente más de una y dos veces, la primera media hora iba esperanzada porque yo sabía que donde se hacía el examen estaba muy cerca de la estación, así que sólo podía pasar que estuviera dando el rodeo del siglo. Bueno, pues hacer un poco de turismo bajo la lluvia antes del examen para despejar la cabeza no está mal, pensé. La segunda media hora ya empezó un poco la desesperación. Quedaba media hora para el examen y la maldita calle cada vez parecía estar más lejos, así que llegó la hora de empezar a correr un poco (y a veces un mucho).
El peor momento sin duda fue cuando a las nueve en punto llegué a la dirección que buscaba….y me encontré en la puerta de la embajada de España. 
Ganas de llorar obviamente.
Entré en la embajada y les expliqué la situación, muy amablemente me imprimieron un mapita con la dirección correcta (Grabenpromenade 3, esa sí es la dirección a la que ya viniste en septiembre TOOOOOONNNNNTAAAAAAAA!!!!!!!) así que me volví a la calle llena de esperanza. Una vez allí miré en todas direcciones y me dí cuenta que no tenía nada que hacer, si había sido tan lerda como para tardar una hora en llegar allí, era obvio que me iba a volver a perder. La desesperación aumentaba por momentos cuando mis neuronas reaccionaron y me mandaron la palabra clave en el momento justo: TAXI! En cuanto la información llegó a mi cerebro volví a la embajada y les pedí por favor si me podían llamar a un taxi, la muchacha llamó y a media llamada se retira el teléfono de la oreja y me dice con preocupación:
* Nota importante: eran las 9:15 y sólo dejan entrar en el examen hasta las 9:30.
– Dice que tarda 15 minutos………………………………………………………..
– ………………………………………….bueno, pues que venga igual, ya que he llegado aquí tengo que intentarlo hasta el final!
El taxi llego a las 9:26, tenía 4 minutos para llegar a mi destino.
Ganas de llorar aumentando peligrosamente.
En cuanto me subí al taxi le dije al buen hombre que por favor se diera prisa que tenía un examen a las nueve y me había perdido, el hombre me asintió pero los suizos son muy tranquilos debe ser y si fue más deprisa de lo habitual yo desde luego no lo percibí.
Llegué al aula a las 9:35, cuando abrí la puerta de la clase me sentí triunfadora y todo, aunque soy consciente de que no debieron pensar lo mismo todos los que se quedaron mirando a esa muchacha desvalida, calada de los pies a la cabeza, roja de haber estado un «ratito» corriendo bajo la lluvia y temblando de nerviosismo. El examinador lo primero que me dijo fue «llegas cinco minutos fuera de tiempo», pero bastó sólo una mirada para que me dijera «anda, pasa»
Bendito él!!!!!!!
Resultado: dolor de pies, agujetas en todo el cuerpo, una ampolla en el dedo del pie derecho, un poco de resfriado y un poco de tos…pero satisfecha con el examen.
PD. Después de escribir todo este rollo he conseguido que se me borrara la mitad y he tenido que volver a escribirlo…..¿¿¿¿¿soy lerda o no?????

3 comentarios en “Cómo llegar correctamente a un examen

Deja tu comentario y me harás un poquito más feliz ;-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s