Un día difícil el de ayer

Habrá algo más díficil que ser madre??? Vamos, ayer mismo me dicen que construya una catedral y, sin tener ni zorra idea de construcción, arquitectura ni estilos arquitectónicos, me creo más capaz de hacerlo que de pasar un día entero con mis dos monstruitos de 2,5 y 1,5 años! 
Todos los santos días me acuerdo de mi amiga Pi (cumpleañera en el día de hoy por cierto; felicidades Pi!!). Cuando me quedé embarazada de Erik me lo advirtió, ella tiene también dos enanos que se llevan muy poco tiempo y me dijo que pasaría momentos malos, muy malos, que me daría ganas de llorar y de tirarme (o tirarlos) por la ventana, pero que tranquila, que todo pasa. Sabias palabras!!! Bendito el paso del tiempo que te da una perspectiva nueva!! De hecho ayer quería escribir estas palabras pero no podía con mi alma, muy malo el día que ayer me hicieron pasar. Erik medio malo el pobre todo el día lloriqueando detrás mía para que lo cogiera y Marco como un caballo desbocado sin hacer caso absolutamente de nada. Y yo con sólo dos manos (de hecho, una y media para más inri) para atenderlos a los dos. 
Es tanta la impotencia de no poder atender a uno porque estás con el otro y viceversa!! Son tantas las cosas que se te pasan por la cabeza!!! Si lo estarás haciendo bien o no, si serás capaz de que cuando crezcan no vayan directos a Hermano Mayor…y tan pocas las respuestas!!! 
Y el caso es que luego ves las obras maestras del día…
Y se te pasa todo oye!!!!
Es más, yo debo tener una tendencia masoca o algo así porque todavía quiero tener otro y todo!!! 
Que alguien me pare por favor!!!!

6 comentarios en “Un día difícil el de ayer

  1. Earlinde

    Ay mi Krika como te entiendo. En mi caso es algo diferente, porque trabajo y me siento culpable la mitad del tiempo por no estar con ellos. Si encima me desesperan y les grito o similar, me siento como una grandisima hija de puta. Pero ya sabes que yo tambien he de ser masoca… Un abrazooooo y un besote muy grande.

    Me gusta

    Responder
  2. Pingback: Diferencia de edad entre hermanos | La maternidad de Krika en Suiza

  3. María

    No eres la única masoca. Yo me pasé el primer año de mi segunda hija jurando en arameo cada noche cada vez que alguna se despertaba porque estaba agotada. A todo el mundo dejé muy claro que jamás tendría otro. Hasta tiré la ropa de embarazo, y la de la niña según se le quedaba pequeña también. Pero un día, vete a saber por qué, me empiezan a entrar unas ganas irrefrenables de un tercero. Y aquí estoy con tres fieras de 4 y 2 años y 10 meses, sin ayuda de ningún tipo. Hay días que tengo ganas de fugarme de casa, pero me encanta este trabajo! Sólo espero que no me entren ganas de un cuarto 😉

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Deja tu comentario y me harás un poquito más feliz ;-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s